País socio Alemania

Alemania se caracteriza por su economía orientada al crecimiento, con fuerte vocación exportadora, y por la solidez de sus pequeñas y medianas empresas.

Este país industrial de alto nivel de productividad es la economía más fuerte de la Unión Europea (UE). En 2014, la aportación de Alemania supuso más del 20% de la producción total. Los sectores de servicios y la industria manufacturera son las “locomotoras” de esta sólida economía. En plena expansión se halla especialmente el sector servicios, que genera anualmente más de dos tercios del producto interior bruto.

Entre las industrias más importantes figuran la del automóvil, la electrónica, la ingeniería mecánica y la industria química, siendo los productos específicos de estos sectores de origen alemán los de mayor demanda a nivel internacional. Alemania es un país exportador clásico que viene recogiendo desde hace añosexcedentes comerciales considerables. Asimismo, los productos alemanes gozan en el extranjero de una excelente reputación: la etiqueta “Made in Germany” es considerada en todo el mundo como garantía decalidad.

No es sólo como país exportador que Alemania figura muy por delante a nivel internacional; también comomercado de importaciones este país ofrece a las empresas extranjeras amplias posibilidades de comercialización. Y es que, con sus 81 millones de habitantes, Alemania no es sólo el país más poblado de la Unión Europea, sino también el mayor y más importante mercado de Europa. El grueso de las importaciones procede de la UE, si bien socios comerciales de menor tamañao sacan un provecho considerable del negocio con Alemania.

La gran mayoría de las empresas alemanas (muy por encima del 90%) son pequeñas y medianas empresas (pymes), que constituyen los cimientos sólidos de la economía alemana y aseguran el empleo en el país. Muchas pymes alemanas son sólidas empresas familiares con una larga experiencia en métodos de gestión eficaces. Gracias a los elevados estándares de la formación profesional y los estudios universitarios, el país dispone de expertos altamente cualificados.

Por otro lado,  Alemania es, tradicionalmente, un país de técnica e innovación en el que la ciencia, la investigación y la industria se dan la mano para hacer, del país, un emplazamiento innovador de renombre y un importante proveedor de tecnología. En virtud de este carácter de emplazamiento de alta tecnología con visión de futuro, los negocios con Alemania y dentro de Alemania ofrecen perspectivas sumamente alentadoras.

Gracias a su ubicación central en Europa, la amplitud de sus relaciones comerciales dentro del continente y su excelente infraestructura, Alemania es recomendable como socio comercial de empresas extranjeras.